Las micas son una familia de minerales fácilmente reconocibles por la exfoliación, lo que permite reducirlas en láminas flexibles y sutiles como una hoja de papel. Las micas se encuentran generalmente en la naturaleza en forma de pequeños cristales en los granitos y en las rocas metamórficas. Se cree que la palabra “mica” significa brillar, en clara alusión al aspecto brillante de estos minerales. Además de sus propiedades aislantes, posee también composiciones seborreguladoras y calmantes. Gracias a su brillo característico, se utiliza en la producción cosmética de sombras de ojos, pintalabios y maquillajes.