El aceite de nuez de Macadamia es un producto de origen vegetal que se obtiene de la nuez del árbol de macadamia, una planta verde perteneciente a la familia Proteaceae de los bosques surorientales de Australia. El aceite de nuez de macadamia es especialmente rico en grasas no saturadas, sobre todo en ácido oléico, el mismo contenido que abunda en el aceite de oliva y la Vitamina E. La aplicación es conocida tanto en el ámbito alimentario como en el cosmético. Con grandes propiedades emolientes y para una composición afín a la piel, que lo absorbe con facilidad, es utilizado en productos hidratantes para pieles secas y en cosméticos antiedad.